FRENTE AL OPTIMISMO DEL GOBIERNO

Los Nobel de Economía coinciden: España se enfrenta a una “depresión”

En los últimos días, los Premios Nobel de Economía coinciden en el diagnóstico sobre la situación española. Ya no hablan de recesión económica, sino de una “larga y dura” crisis que debe ser calificada de “depresión”.

Al menos tres Nobel de Economía coinciden en que España se enfrenta a una “depresión” económica de grandes dimensiones.

El primero en hablar claro fue el Nobel de 2008, Paul Krugman, cuya receta para que España evite una larga etapa de crisis consiste en aplicar una dura “devaluación interna” con ajustes de salarios y precios.

“España realmente no tiene otra alternativa más que lo que se puede llamar una devaluación interna. Tiene que tener una caída en sueldos y precios, un descenso relativo respecto a Alemania”. “No tiene otra forma real de ajustarse”. Según este economista, sueldos y precios deberían bajar, como mínimo, un 20%.

No es el único. George A. Akerlof, Nobel de Economía en 2001, afirmó el pasado miércoles que la actual crisis económica va a ser “muy dura”, especialmente en España, y probablemente larga. El catedrático de la Universidad de Berkeley, en California, dijo, en un encuentro con periodistas en La Coruña que la mejor respuesta para salir de la crisis es “distribuir la carga entre todos”, ya que es difícil asumirla individualmente en cada país.

Sobre el caso de España, Akerlof indicó que, a pesar de que los principales problemas de la crisis vienen de fuera, la crisis ha golpeado más fuerte por la mala distribución del empleo, ya que sectores como la construcción o el turismo ocupaban a un porcentaje demasiado elevado de la población activa.

No obstante, reconoció que la situación financiera española es mejor que la de los países de su entorno. Como solución, planteó la posibilidad de devaluar la moneda, pero España no puede hacerlo porque, recordó, está dentro de la unión monetaria europea.

Así pues, propuso como alternativa que la Unión Europea establezca ayudas para los territorios que hubiesen resultado más afectados por la crisis, aunque reconoció que es difícil que se tome esta decisión, informa Efe. Es decir, apuesta ya abiertamente por un rescate por parte de la UE.

El último en ofrecer su diagnóstico sobre la crisis española ha sido el Nobel de Economía de 2004, Edward Prescott. En una entrevista con el diario económico Expansión publicada el jueves y firmada por Calixto Rivero, Prescott habla claro: “España no está en recesión, sino deprimida”.

Prescott mira con recelo los Presupuestos del Estado para 2010 diseñados por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero: “Si gastas más, tienes que pagar por ello”, advierte. Y es que, en su opinión, “subir impuestos deprime la economía, porque en los países con tipos marginales más altos la gente trabaja mucho menos”.

Precott se opone radicalmente a la economía subsidiada para acabar con las elevadas tasas de desempleo, y pone como ejemplo el mercado laboral de Dinamarca, que ha reducido los subsidios paulatinamente y que logra que la gente trabaje. “En España la gente sabe que va a recibir prestaciones durante muchos años y se despreocupa pensando que hace un buen día”. “La gente es feliz trabajando, pero si ellos reciben dinero del Estado no trabajan”, denuncia.

El profesor insiste en que las reformas estructurales que hacen falta para atajar la crisis en España pasan por “la flexibilización del mercado laboral”, por “el fomento de la actividad emprendedora”, por “bajar los impuestos” y por no seguir reformas parecidas a las que está realizado el presidente Barack Obama en EEUU. Así pues, tres jarros de agua fría de los Nobel a la política económica de Zapatero en apenas unos días.

Las comisiones bancarias españolas son las segundas más elevadas de Europa

Publicado el 22-09-2009 , por Ramón R. Lavin. Bruselas

La Comisión Europea (CE) ha encontrado, con un estudio realizado entre los bancos europeos, las razones que explican los elevados beneficios de la banca española. Son los que cobran mayores comisiones por sus servicios, detrás de Italia. De media, la banca española cobra 178 euros al año año en comisiones por tener una cuenta corriente. El informe critica sobre todo “la opacidad y la falta de sencillez” en todo lo relativo a las comisiones que cobran los bancos europeos, por los servicios bancarios, que en algunos países puede considerarse excesivo. Lidera la clasificación Italia, donde cobran 253 euros de media, y le siguen España, 178 euros; Francia, 154; Austria, 140; muy por encima de los 89 euros de Alemania, o los 58 euros de Bélgica y los 46 Holanda.

Bruselas critica sobre todo la falta de información a los consumidores sobre las comisiones que se cobran. La falta de transparencia es tal, señala la CE, que sus expertos han tenido que pedir explicaciones suplementarias para poder conocer los costes exactos por tener una cuenta corriente y poder realizar el estudio. La CE se lamenta al mismo tiempo, que esta opacidad impide que los europeos se puedan beneficiar de las ventajas del mercado interior, hasta tal punto que solo 9 por ciento de ciudadanos han cambiado de banco entre 2007 y 2008. La comisaria encargada de los consumidores, Meglena Kuneva, declaró: “la banca no cumple con sus obligaciones y los consumidores tienen que enfrentarse a unas comisiones complejas, ocultas, con informaciones poco claras e incompletas, por lo que habrá que empezar a poner orden en todo esto”.

España
Respecto al caso concreto de España, la CE señala refiriéndose a la opacidad de las reglas sobre las comisiones que “esas comisiones son objeto en muchos casos de acuerdos y de negociación entre el banco y el cliente”.  Esta opacidad hace que los consumidores españoles sean de los que más pagan por comisiones, pues no tiene elementos de comparación, entre unos bancos y otros.  El estudio se ha realizado en España con las comisiones bancarias del Banco Santander, BBVA, Banco Popular, Sabadell, Bankinter y Barclays, así como La Caixa, Caja Madrid, CAM y Bancaja, y las cajas rurales del Mediterráneo y Navarra. Como elemento positivo, el estudio subraya que España esta en el grupo de países donde los consumidores optan de preferencia por el banco electrónico, donde realizan el 75%de las operaciones.

Los europeos se lamentan de la falta de información detallada y suficiente, de ahí que el 79 por ciento desee que se impongan informaciones “normalizadas claras y comparables” como prevé la normaría europea. El estudio tiene como objetivo “aportar pruebas” dijeron fuentes de la CE, ahora es a los Estados miembros a tomar cartas en el asunto y adoptar las medidas adecuadas.

Noticias Relacionadas

Noticia obtenida de ‘elEconomista’ link: http://www.eleconomista.es/economia/noticias/1543754/09/09/La-economia-no-crecera-por-encima-del-2-hasta-2013-la-recuperacion-sera-lenta-debil-y-fragil.html

España no crecerá por encima del 2% hasta 2013: ¿sin crear empleo hasta entonces?

Europa Press

16/09/2009 – 14:05

La economía española se contraerá un 3,7% este año y un 0,8% en 2010, por lo que probablemente no recuperará crecimientos superiores al 2% hasta 2013, ya que la recuperación será “lenta, débil y frágil”, según las últimas previsiones de  UBS. Tradicionalmente, España no ha sido de crear empleo a buen ritmo hasta que el PIB no avanzaba a ritmos superiores al 2%. ¿Qué país generará más parados durante la actual crisis?  Según indicó el director de Estrategia de UBS en España, Roberto Ruiz, en una rueda de prensa, la economía crecerá sólo un 0,6% en 2011 y cerca del 1,5% en 2012, ya que la recesión se prolongará algunos trimestres más en España que en el resto de Europa porque los factores que mitigaron la crisis se volverán en su contra en 2010: el euribor (EIBOR1Y.244

1,252 -0,32% -0,00

) y el precio del crudo.

El modelo productivo

Por sectores, UBS cree que la industria ha sobrepasado ya el punto de máxima contracción, por lo que la confianza, la producción y el empleo comenzarán a rebotar a lo largo de 2010, mientras que el sector servicios se estabilizará a comienzos del año que viene. De no ser así, la tasa de paro podría llegar a superar el 22%, con 5,4 millones de parados, y el PIB podría contraerse un 1% en 2010 y retrasar la salida de la recesión a la mitad del año 2011.

El sector inmobiliario, por su parte, tardará en estabilizarse y permanecerá durante años en niveles deprimidos de actividad y precio, lo que hará que la construcción no pueda volver a ser el motor de crecimiento de la economía, ya que el exceso de oferta, el paro y la previsible subida de tipos harán muy difícil un rebote significativo de la actividad.

Así, la vivienda pasará de representar el 18% del PIB al 5% tras restar más de un 1,5% durante dos años, aunque la edificación no residencial seguirá cayendo hasta el 2012. UBS cree que la demanda de viviendas debería estabilizarse en unas 370.000 al año, lo que provoca que actualmente sobren unas 900.000 viviendas, que se quedarían en 600.000 en 2011.

De todas formas, en 2009 se iniciarán cerca de 180.000 viviendas y se acabarán unas 450.000, agravando así el exceso de oferta. La cifra de viviendas en construcción tocará suelo a mediados de 2010, para recuperarse lentamente en 2011, siempre que la VPO pueda representar casi la mitad de la nueva obra que en 2009. Si no es así, el punto bajo del ciclo se retrasaría a 2012.

Desplome de los precios de la vivienda

En cuanto a los precios, UBS cree necesario volver a los niveles de 1998, lo que obligaría a un desplome total del 26% (un 18% adicional según índices oficiales y un 8% según los privados). Aún así, el alto paro y las previsibles subidas de tipos aumentan el riesgo de caídas superiores e impiden el rebote de precios.

El gasto de las familias se contraerá hasta los primeros trimestres de 2011, lo que permitirá seguir incrementando su tasa de ahorro, mientras que el turismo registrará una recuperación muy lenta a partir de 2010 por el crecimiento débil de la economía europea.

El sector exterior, por su parte, debe ser el epicentro de los esfuerzos de empresarios y las administraciones, ya que ha España ha logrado mantener su cuota de mercado durante la crisis y es necesario intentar incrementarla. “Es crucial una reducción de la aportación negativa del sector exterior al PIB”, señala el informe.

Paro por encima del 20%

En el panorama laboral, la destrucción de empleo en todos los sectores y el aumento de la población activa causarán “inevitablemente” una rápida subida de la tasa de paro, que superará el 20% tanto en 2009 como en 2010 y seguirá por encima de esa tasas hasta el 2012. Además, se mantendrá en cifras muy elevadas, cercanas al 15%, durante la próxima década si no mejora de forma radical el entorno internacional y el mercado laboral español.

Así, la entidad considera que el potencial de la economía española se ha reducido del 3% al 2,2% y cree que para aumentar la productividad es necesario acometer reformas estructurales, también en el mercado laboral, que tiene que dirigirse a acortar las diferencias entre cuatro segmentos muy definidos: los trabajadores con empleo fijo, los trabajadores temporales, los funcionarios y los parados de larga duración.

El sistema de pensiones, “insostenible”

Para conseguirlo, UBS apuesta por incrementar incentivos a la contratación, lo que facilitará la creación de empleo y llevará necesariamente a una caída de los salarios reales, que deben reducirse en un 10% durante la próxima década. “Si no hay reforma laboral, los ‘mileuristas’ se convertirán en ‘ochocientoseuristas'”, advirtió.

Por otro lado, UBS alerta de que la perspectiva demográfica es “preocupante”, con una claro envejecimiento de la población que hará el sistema español “insostenible” a largo plazo, lo que hace necesaria una reforma en el marco del Pacto de Toledo en la que será conveniente plantear el retraso de la edad de jubilación.

En cuanto al saldo de las administraciones públicas, UBS asegura que el déficit rondará el 10% este año y que seguirá en el mismo nivel en 2010, de forma que la senda de consolidación fiscal no empezará hasta el año 2011 y lo hará de forma “muy lenta”, obligando así a cierta restricción en el gasto.

El IVA, la opción “menos mala”

De hecho, considera que sólo el recorte del gasto y el aumento de impuestos permitirá bajar el déficit del 9% en 2011, lo que hace “improbable” cumplir con el protocolo de déficit excesivo de la UE. En este sentido, considera que la subida de IVA es la “alternativa menos mala” en estas circunstancias porque permitiría mejorar la competitividad.

De esta forma, el ratio deuda-PIB superará el 60% en 2010 y el 70% en el año 2012, ya que la política fiscal va a ser más restrictiva en todas las administraciones, con subida de impuestos y recorte de gastos, lo que contribuirá a prolongar la recesión.

  

  
Bruselas cree que el PIB español caerá un 3,7% en 2009

Previsión de la Comisión Europea: España será el único país de la UE que seguirá en recesión en 2009

Publicado el 14-09-2009 , por Expansión.com

La economía española atraviesa una recesión “menos profunda que la media europea pero más larga”, según ha señalado hoy el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, después de que la Comisión Europea haya empeorado en cinco décimas su previsión para la caída del PIB español hasta el 3,7%.  En la presentación de las nuevas previsiones económicas del Ejecutivo comunitario, Almunia ha explicado que el PIB español continuará cayendo en el tercer y cuarto trimestre de 2009, al contrario que el resto de grandes economías europeas, que irán abandonando las tasas negativas a lo largo del año. Además, ha advertido de que la factura de la crisis en términos de paro será mayor para España.

Bruselas prevé que, tras contraerse un 1,6% y un 1,1% en el primer y segundo trimestre, la economía española retroceda un 0,4% y un 0,2% en el tercero y cuarto.  Así, la actividad descenderá un 3,7% en 2009, cinco décimas menos de la previsión realizada en en mayo. A pesar de ello, Almunia ha subrayado que esta cifra es inferior a la contracción del 4% pronosticada para la media de los países del euro y los Veintisiete.

Almunia ha atribuido la lentitud del ritmo de ajuste de España a “desequilibrios estructurales bien conocidos”, como el elevado endeudamiento de los hogares, la crisis del sector inmobiliario y el mayor desempleo.

Previsiones
Las nuevas cifras de Bruselas para España suponen una revisión a la baja de medio punto respecto a las anteriores estimaciones publicadas en mayo (-3,2%) y son ligeramente peores que las que maneja el Gobierno (que prevé una caída del PIB del 3,6% en 2009).  En contraste, el Ejecutivo comunitario revisó al alza las previsiones de crecimiento para Francia (que se contraerá un 2,1% en lugar del 3% estimado en mayo) y Alemania (5,1% en lugar del 5,4%), que salieron de la recesión durante el segundo trimestre del año.

En todo caso, la contracción de la economía española en 2009 será inferior a la de la media de la eurozona y de la UE (-4% en ambos casos) y a la de países como Alemania, Italia (-5%), Países Bajos (-4,5%) y Reino Unido (-4,3%). Para los tres últimos Estados miembros, Bruselas también ha revisado a la baja las estimaciones que realizó en mayo.  No obstante, España estará entre los últimos países de la UE en salir de la recesión. Así, para el último trimestre de 2009, Bruselas prevé un crecimiento positivo o neutro en todos los Estados miembros estudiados excepto en España, que se contraerá un 0,2%.

En todo caso, la Comisión pronostica que durante la segunda mitad del año se moderará la caída del consumo y de la inversión en España y que la contracción de la economía será menos acentuada que durante el primer semestre.  Estas previsiones intermedias de Bruselas se basan en datos de Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Polonia, España y Reino Unido, que representan alrededor el 80% del PIB. Sólo incluyen datos de crecimiento e inflación para 2009 y dejan fuera otras variables como el paro, el déficit o la deuda.

Por lo que se refiere a la inflación, el Ejecutivo comunitario prevé para la eurozona un aumento del 0,4% y del 0,9% para el conjunto de la UE. En España, la inflación será del 0% para el conjunto del año, pero el nivel de precios repuntará ya durante el último trimestre del año un 0,9%, por encima de la media de la eurozona para ese periodo (0,7%).

El Gobierno dice que la previsión de la CE “se ajusta en gran medida” a la suya
El Ministerio de Economía y Hacienda ha considerado hoy que la previsión de la Comisión Europea para España “se ajusta en gran medida” a las estimaciones anunciadas por el Gobierno en el Informe de Posición Cíclica del pasado junio, que sirve para elaborar los Presupuestos Generales del Estado de 2010.  Así reaccionó el ministerio en un comunicado después de que la Comisión Europea rebajara las previsiones de crecimiento para la economía española del -3,2% al -3,7% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2009. El Gobierno había previsto en junio que la economía española se contrajera un 3,6% este año.

En la nota, el ministerio de Economía también resaltó que los principales países europeos entraron en recesión antes que España y que las previsiones de caída de sus crecimientos superan a la española, como son los casos de Alemania (-5,1%), Italia (-5%) o Reino Unido (-4,3%).  Además, el Ministerio destacó que la reactivación de Francia o Alemania es una “buena noticia” para España porque contribuirán a la recuperación económica al ser sus principales socios comerciales.

Noticias Relacionadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s