Artículo escrito por M. Mateos en Expansión.com link: http://www.expansion.com/2013/05/07/emprendedores-empleo/desarrollo-de-carrera/1367948324.html

Si siempre estás dispuesto a hacerlo todo, incluso a costa de incrementar tu jornada laboral, quizá deberías aprender a decir ‘no’. Sin duda, la disposición y la iniciativa son los baluartes de un buen profesional, pero si no eres capaz de gestionarlo se puede volver en tu contra.

Aprende a decir no para ser más productivo

El estrés puede ser una de las consecuencias y, en algunos casos, con tu empeño en querer hacerlo todo puedes ganarte la enemistad de algún compañero y, también la del jefe si observa que tu disposición no siempre se traduce en hechos. Saber cómo y cuándo decir ‘no’ puede ser la mejor medicina para prevenir estos males. Algunos consejos pueden ayudarte a conseguirlo sin renunciar a ser eficiente en el trabajo:

* Organiza tu jornada laboral de manera que puedas hacer todas las actividades a las que te has comprometido. Si a lo largo del día surge una tarea extra realmente importante, renuncia a alguna de las programadas o pásasela a otro colega. Recuerda que tú no tienes que hacerlo todo.

* Tu eficiencia puede ser el mejor salvavidas para los quejicas, aquellos compañeros que siempre se quejan de que tienen mucho trabajo. Si te ofreces a echarles una mano y observas que mientras tú haces sus tareas ellos pierden el tiempo charlando o realizando otras no urgentes, ya tienes un par de motivos para decir ‘no’ la siguiente vez que pidan ayuda.

* Analiza si realmente es necesario para tu equipo o para ti mismo hacer un sobreesfuerzo que suponga prolongar tu jornada. Algunas tareas pueden esperar al día siguiente. Recuerda que si haces todo de forma inmediata, tus jefes y compañeros no dudarán en abusar de tu eficiencia, aun cuando no sea imprescindible.

* Rompe el tabú de la productividad. Si estás demasiado ocupado en realizar el mayor número de actividades en el menor tiempo posible, la calidad del resultado puede verse afectada; además pone en riesgo tu propia felicidad en el trabajo por intentar abarcar más tareas de las que eres capaz de resolver. Recuerda que decir ‘no’ a los demás es una forma de decir ‘sí’ a uno mismo.

Acerca de nweconomist

Licenciada en Economía Máster en Dirección Financiera Máster en Coaching Corporativo Asesora y Coach Miembro de ACCID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s