Después de varios años de crisis financiera, entre otras cosas debemos admitir varios errores, a destacar: la visión corto-placista de las empresas y ver a la empresa únicamente desde el punto de vista financiero, que además nos ha llevado a una crisis de deuda bajo la premisa de que el crecimiento económico sería continuo y respaldaría nuestra deuda.

Para “curar” estos dos errores existe una herramienta de gestión que nos permite tener una visión más a largo plazo de nuestro negocio y observar a la empresa como un todo (no solo financieramente), esto es el Cuadro de Mando Integral (CMI) o Balanced Scorecard.

El CMI se define como el proceso que permite traducir los objetivos estratégicos en resultados.

Esta herramienta requiere el esfuerzo e implicación de todos los empleados de la empresa, además de un respaldo importante por parte de la dirección o gerencia. No es un proyecto es un sistema continuo que debe ir actualizándose. Nos permite ver la empresa como un todo desde varios puntos de vista que van a influir en el resultado final: accionistas, clientes, procesos internos, empleados (motivados). Las perspectivas desde las que se observa a la empresa son las siguientes:

  • Financiera: cuales son los resultados económicos que esperamos obtener.
  • Clientes: como es la relación con nuestros clientes y como afectará a nuestros resultados.
  • Procesos internos: que valor añadido debemos aportar con nuestros productos o servicios para alcanzar la satisfacción de nuestros clientes.
  • Innovación y creatividad: como debemos motivar a nuestros empleados y como mejorar para hacer eficientes los procesos internos.

Para entender mejor el CMI, a continuación presentamos un esquema realizado por Luis Muñiz en su libro “Aplicación Práctica del Cuadro de Mando Integral”:

CMI ESQUEMA

Cuyo contenido también se explica en el mismo libro y que exponemos a continuación:

  1. Misión de la empresa: que tipo de empresa somos y cual es su actividad.
  2. Valores que ayudan a consolidar las creencias de la empresa.
  3. Visión: a donde quiere llegar
  4. Identificación de Factores Clave de éxito de la empresa
  5. Objetivos generales a conseguir
  6. Mapa estratégico que vincule los objetivos
  7. Indicadores para medir los objetivos
  8. Metas para conseguir los objetivos
  9. Planes de acción para alcanzar los objetivos: Iniciativas.

Para finalizar, decir que esta herramienta nos permite prever el futuro, pues utiliza otros medidores, no solo los contables que solo se refieren al pasado, que además se va renovando conforme van cambiando los indicadores. Esto nos hubiera ido muy bien para prever la crisis.

Acerca de nweconomist

Licenciada en Economía Máster en Dirección Financiera Máster en Coaching Corporativo Asesora y Coach Miembro de ACCID

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s